26bb0adJosé Augusto Montero Vizarreta

Delegado de la Segunda edición del Máster en RPAS de la Universidad de Huelva

Eran los primeros días de noviembre del 2014 cuando escuché por primera vez sobre el Máster en RPAS de la Universidad de Huelva. Para mi mala fortuna, la primera edición se había puesto ya en marcha un par de semanas antes y la matrícula ya estaba cerrada. Pero como dice el dicho, “las cosas pasan por algo”, y casi un año después, el 20 de octubre de 2015, oficialmente iniciaría una aventura profesional de la cual no me arrepiento.

Fueron meses de mucho trabajo y sacrificio; de lunes a viernes dejaba Sevilla, y en ella a mi mujer y a mis dos pequeños de 4 años, para poder asistir a las clases, seminarios y visitas técnicas del Máster.

Tuve la suerte de encontrar buenos compañeros en esta aventura, los mismos compañeros que me eligieron portavoz y delegado de esta edición del Máster, los mismos que hoy en día se encuentra ya realizando su fase formativa en alguna de las empresas colaboradoras del Máster, y los mismos que, en un futuro cercano, estoy convencido de que serán grandes profesionales del sector y estarán aportando sus conocimientos y experiencia ya sea como parte de una empresa, institución, o de manera independiente como emprendedores muy preparados.

En lo personal, me siento muy afortunado. No sólo por los compañeros y amigos con los que he vivido el día a día del Máster, sino también por el apoyo incondicional de la directiva y la calidad del personal docente. Además, pude realizar mis prácticas en una de las empresas colaboradoras del Máster que yo mismo pude elegir como alternativa para ello: Alter Technology. Culminé mis prácticas hace un par de semanas. Fueron 3 meses en los cuales pude aprender mucho y a su vez di todo de mí como profesional.

Hace unos días me comunicaron que querían seguir contando conmigo ya como Ingeniero especializado en RPAS. Oferta que acepté encantado y que pone, prácticamente, punto final a mi paso por el Máster recordando siempre uno de los mensajes más importantes que pudimos recibir en él: La aptitud es importante, pero aún más la actitud.